No hay nada mejor que sentirse y verse con el cuerpo perfecto: tener medidas estándar de modelos reconocidos, abdomen marcado y cuerpo tonificado, pero todo esto requiere de mucho esfuerzo, disciplina, dedicación y sobre todo mucha paciencia. Créanme ando muy cerca de todo este cuento que ahora anda de moda del fitness y no es para cualquier persona, esto del ejercicio y andar entrenando prácticamente todos los días no cualquiera se le mide al reto. Mas allá de una moda, requiere de pasión.

Y si no me creen hagamos la siguiente reflexión: Un domingo en la mañana pongamos 10:00 am, después de un sábado de compras, almuerzo en familia y una noche de rumba con su pareja y amigos donde se acuesta el domingo muy madrugado a las 4 am. Si de verdad no hay amor o por lo menos un simple gusto por hacer actividad física, con la mano en el corazón: ¿Usted se levantaría a las 10 am solo por ir a entrenar cuando está de lo más cómodo arrunchado en su cama? Y aquí cada uno de acuerdo a sus gustos respóndase sinceramente. No trate de engañarse, porque sus actos hablan por si solos.

Bueno, y continuando con el ejemplo anterior, si usted es de los míos, no va a tener tanto problema por sacrificar dos horas de su descanso para dedicarse un pequeño tiempo un Domingo e irse a entrenar.

Pero, les tengo una mala noticia, un cuerpo fitness como lo ven en televisión: como el de la o el modelo que tanto envidian, o el de la actriz que tanto admiran no solo es ir a entrenar; no parceros, esto requiere de una buena alimentación, de dormir bien, de tener suficiente descanso, y lo más importante, de sentirse bien emocionalmente y no solo con su pareja o amigos; antes que su pareja, antes que su familia, antes que sus amigos y conocidos, está el ser con el que tiene que convivir todos los días de su vida y a cada instante: usted mismo.

Créanme si ustedes no se quieren tal cual son en este momento presente que es el verdaderamente importante, y cada vez juzgan mas la condición de su cuerpo; se los aseguro que día a día le resultará más difícil conseguir sus objetivos en cuanto a su aspecto físico.

Bueno, y eso hablando por parte de las personas que tienen un gusto por hacer algún tipo de ejercicio en la semana. Sin embargo, ¿Para las personas que no les gusta? ¿Que no nacieron con el chip del amor por el ejercicio? ¿No creen que es mejor empezar por amar nuestro cuerpo tal cual lo tenemos ahora? Con nuestras llantas, conejos, gorditos o extrema delgadez.

Aquí les dejo la reflexión, consúltelo con su almohada y de verdad analice ¿como se siente actualmente con el cuerpo que tiene?, ¿como está emocionalmente?, ¿siente alguna carencia afectiva? Y piénselo muy bien, porque les aseguro que todo este tipo de sensaciones y emociones realmente influyen al momento de realizar actividad física, porque entrenar no es solo levantar una pesa o estar 4 horas metido en un gimnasio, entrenar empieza desde preparar su mente y si corazón.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *